Nuestro compromiso con la contratación abierta, transparente y basada en méritos de investigadores (OTM-R)

HR Excellence in research

La Comisión Europea recoge los Estatutos de los Investigadores Europeos y el Código de Conducta para la Contratación de Investigadores en dos documentos dirigidos a investigadores, empresarios y a proveedores tanto del sector público como privado. Ambos documentos se han convertido en elementos clave en la política de la Unión Europea, haciendo que la investigación sea una carrera atractiva y estimulando el crecimiento económico y el empleo en Europa. La contratación abierta, transparente y basada en méritos de investigadores (OTM-R del inglés, Open, Transparent and Merit-based Recruitment) es uno de los pilares de los Estatutos Europeos de los Investigadores y, especialmente, del Código de Conducta para la Contratación de Investigadores.


Concretamente, los Estatutos Europeos de los Investigadores recogen las funciones, responsabilidades y derechos de los investigadores y de sus empleadores. El objetivo es asegurar que la relación entre ambas partes contribuye a una actuación exitosa en la generación, transferencia y uso compartido del conocimiento, así como el desarrollo profesional de los investigadores desde las etapas iniciales.


Además, el Código de Conducta para la contratación de investigadores se elaboró para mejorar la contratación, de tal forma que los procesos de selección sean justos y transparentes. Los méritos de los investigadores deberían medirse no solo en función del número de publicaciones, sino también en base a unos criterios de evaluación más amplios como la formación, supervisión, trabajo en equipo, transferencia de conocimiento, gestión y actividades públicas de conocimiento creciente.


La contratación abierta, transparente y basada en méritos (OTM-R) consiste en una parte fundamental de este proceso. OTM-R redunda en beneficios para los investigadores, las instituciones y el sistema de investigación de un país. Más concretamente, OTM-R hace que las carreras investigadoras resulten más atractivas, asegura la igualdad de oportunidades para todos los candidatos y facilita la movilidad. En conjunto, puede contribuir al aumento de la efectividad de gasto de las inversiones en investigación.


Para poder incluir a las entidades investigadoras en los Estatutos y en el Código de principios, la Comisión fijó un procedimiento a través del cual las instituciones interesadas en incluirlos pudieran diseñar su propia Estrategia de Recursos Humanos.